Quiénes somos...
Nuestra empresa tiene un carácter marcadamente familiar. El origen del nombre ("Lengüetero") se remonta a los años 20 del pasado siglo. En aquellos años era muy conocido el "Horno de las Lengüetas", del que destacaba su deliciosa repostería.

Uno de sus mejores productos eran sus sabrosas lengüetas, que según la costumbre de aquella época, se distribuían por las calles de Caudete para su venta.

Dando fiel cumplimiento a sus orígenes, "El Lengüetero", tras el paso de varias generaciones, sigue siendo la denominación para esta familia de confiteros que actualmente son restauradores.